De mis padres aprendí a amar el arte y la belleza.

Recuerdo la música clásica los domingos por la mañana de la mano de papá y las pinturas y cánticos de mamá cuando se sentían felices. Ellos me aportaron la suficiente autonomía y sensibilidad para explorar en torno a las muchas preguntas que me surgían sobre la vida, la familia, el amor y mi lugar en el mundo.

La necesidad de saber quién era me condujo a buscar cuáles eran mis habilidades manuales y descubrí el modelado manual, la cerámica y el torno, la plastilina y el corte y confección de prendas. También quise descubrir mis recursos expresivos y me formé  en mimo, improvisación, interpretación, voz, canto, danzas, teatro, cuenta cuentos, títeres, pintura, escritura creativa, yoga, masaje y clown. La pasión por la música me llevó durante tres años a viajar en España a Alemania para aprender a "pintar" y descubrir una nueva manera de escuchar la música clásica con la Musicosophia, que sigo aplicando en mi vida. La danza ha sido siempre mi pasión y en un momento de crisis personal me enamoré de la danza oriental y viajé en busca de profesores con los que ampliar la técnica y descubrir su cultura en España, Nueva York, Israel y Egipto. He actuado en público en numerosas ocasiones y facilitado talleres y formación en danza oriental.

Todas estas experiencias nutrían mi alma, pero la mente racional seguía sin encontrar respuestas "adecuadas" a lo que me pasaba; me costaba expresarme con palabras que satisficieran al mundo en el que entonces vivía y que me hicieran sentirme bien conmigo.

En 1996 comencé mi primer proceso terapéutico, basado en la Gestalt, y descubrí que soy un agente de transformación social.  Me formé y diplomé en terapia gestalt, Eneagrama (sistema de clasificación de los distintos tipos de personalidad), Río Abierto (técnica psicocorporal expresiva), axioterapia (estudio y aplicación de valores), coaching en inteligencia emocional y gestión de equipos. Para ello me trasladé a Vitoria, Valencia, Pamplona, Italia, Francia, Argentina, Uruguay, Israel y Nueva York. Continué formándome en comunicación, terapia sistémica constructivista, psicopatología, psicofarmacología, psicomotricidad, psicología, terapia breve, psicoanálisis, fenomenología y psicodrama a través de cursos, masters, talleres y mi propio proceso terapéutico.

He trabajado en cuatro multinacionales de distintos sectores y me apasionó dirigir el área de recursos humanos y comunicación en una empresa farmacéutica franco-norteamericana entre 1997 y 2006. Realizamos numerosos proyectos innovadores que disfruté, como la formación en valores que facilitamos el equipo de RRHH  a los trescientos empleados de la fábrica apoyados por el Comité de Dirección. 

Amo viajar y puedo comunicarme en inglés, francés, italiano y algo de hebreo.

Continúo formándome para dar lo mejor de mí al mundo y experimento diariamente que un largo camino comienza por un primer paso y que rectificar es de sabios.

Muy agradecida por el amoroso y paciente acompañamiento de los profesionales que han puesto luz en el camino de descubrir quién soy.  También a todos los compañeros de vida (familia, trabajo, vecinos, cursos, amigos) por compartir una red cálida en libertad.  Y a los clientes, por confiar en mi para florecer y evolucionar juntos.